HV2012

En diciembre de 2013, y con un año de retraso (como es habitual e incomprensible), el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, hizo público el Informe Estatal de Hemovigilancia correspondiente al año 2012.

Destaco del mismo y en resumen:

1º  Se transfundieron 1.922.065 componentes sanguíneos (1.540.022 hematíes, 187.632 unidades terapéuticas de plaquetas y 194.431 unidades de plasma).
2º  El número de hospitales notificadores subió al 61%.
3º  Se comunicaron 2.909 incidentes relacionados con la transfusión (2.066 sospechas de reacción transfusional, 179 errores en la administración de componentes y 664 casi incidentes) lo que supuso una tasa de notificación del 15,5/10.000 unidades transfundidas.
4º  La tasa de incidentes graves con imputabilidad alta fue del 6,9 por cada 100.000 unidades transfundidas.
5º Se comunicaron 4 fallecimientos relacionados con la transfusión de componentes sanguíneos (todos por la transfusión de concentrado de hematíes): dos por edema agudo pulmonar cardiogénico (causa que sigue incrementándose), uno por lesión pulmonar aguda relacionada con la transfusión y una reacción hemolítica transfusional por incompatibilidad ABO.
6º El error en la administración de componentes, con 179 incidentes, siguió siendo una causa importante de incidentes (uno de los fallecimiento se produjo por una transfusión ABO incompatible y subsiguiente reacción hemolítica fatal).
7º Por lo que se refiere a la Donación de sangre, se registraron 1.757.940 donaciones y continúa la tendencia a la baja de los tres marcadores infecciosos (VIH, VHB y VHC) con un muy ligero incremento del VHC.

Como epílogo,  no me canso de recordar que la seguridad transfusional comienza por una correcta indicación de la transfusión.

BIBLIOGRAFÍA.

1. Informe Estatal de Hemovigilancia 2012. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Diciembre 2013.

Anuncios

Imagen

La Unidad de Hemovigilancia  del Área de Hemoterapia, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, al fín ha hecho público el “Informe de Hemovigilancia del año 2011“.

A resaltar en este último informe:

  1. El número de componentes transfundidos anuales ha sido inferior: 1.968.769 componentes sanguíneos transfundidos durante el 2011 (2.003.327 en el 2010).
  2. El 48% de los hospitales con servicios de transfusión, han realizado alguna notificación (47% en el 2010).
  3. Se han comunicado 2.572 incidentes relacionados con la transfusión (2.317 en el 2010), lo que supone una tasa de notificación de 13,8 por cada 10.000 componetes transfundidos (12,4 en el 2010).
  4. La tasa de incidentes de gravedad e imputabilidad probable o segura fue de 6,5 por cada 100.000 unidades transfundidas (5,8 en el 2010).
  5. Se comunicaron tres fallecimientos relacionados con la transfusión de algún componente sanguíneo: dos debidos a reacciones hemolíticas transfusionales por error en la administración de componentes (una por incompatibilidad ABO y otra por otros aloanticuerpos) y el tercero por una  lesión pulmonar aguda relacionada con la transfusión en un receptor de diferentes componentes sanguíneos (hematíes, plasma y plaquetas).
  6. Aumento en la notificación de los casos de Edema Pulmonar Cardiogénico Asociado a Transfusión ( 59 en el 2011 por 38 en el 2010)
  7. En cuanto a la donación existe una estabilidad, desde el año 2008, en la detección de serología positiva para el VIH en las donaciones analizadas (8,4 por cada 100.000 donaciones) y descenso en la del VHC y  de la del VHB.

BIBLIOGRAFÍA.

1. Informe Estatal de Hemovigilancia 2011, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Diciembre 2012.

El Departament de Salut de la Generalitat Catalana, ha editado un vídeo sobre seguridad transfusional.

De visualización recomendada a todo el personal implicado en la cadena transfusional:

Ver vídeo

Webeando” el otro día me encontré con esta interesante presentación “on line” del Dr. Stubbs de la Clínica Mayo, del año 2008, en la que resume la escasa efectividad de la transfusión de plasma en la corrección de las elevaciones del INR y sangrados. Se puede ver la presentación clicando en este texto. (webinar en inglés).

Grado

Tipo de Sangrado

0

Ninguno

1

Petequias, equimosis de menos de 2,5 cm, sangre oculta en heces u orina, leves pérdidas vaginales

2

Hemorragia evidente que no requiera transfusión de concentrado de hematíes, aparte de las necesidades transfusionales rutinarias: epistaxis, hematuria, hematemesis, melenas

3

Hemorragia que requiera la transfusión de 1 ó más concentrados de hematíes

4

Hemorragia con amenaza vital, definida como una hemorragia masiva que causa compromiso hemodinámico o hemorragia dentro de un órgano vital (por ejemplo hemorragia intracaneal, pericárdica, pulmonar)

La Lesión Pulmonar Aguda Relacionada con Transfusión (LPART; en inglés TRALI, Transfusion-Related Acute lung Injury) está considerada en la actualidad una de las mayores causas de morbimortalidad asociada con la transfusión.

Recientemente, como ya se comentó en el post anterior,  el Comité Científico de Seguridad Transfusional ha lanzado una recomendación con el fín de disminuir la incidencia de la LPART en nuestro país  (aunque en los últimos años ha permanecido estable, seguramente debido a su infradiagnóstico).

Además, en el último Informe de Hemovigilancia correspondiente al año 2010,  se cambia la definición de LPART y ya no resulta imprescindible las pruebas de laboratorio (presencia de anticuerpos anti HLA y antineutrófilo en el donante y antígenos compatibles en el receptor) para diagnosticarla.

En nuestra comunidad, Baleares,  todos los componestes sanguíneos (hematíes, plaquetas y plasma) están  leucorreducidos. Las plaquetas, tanto de aféresis como las provenientes de capa leucoplaquetar, se obtienen en solución aditiva y además están fotoinactivadas con amotosaleno y luz ultravioleta A y, desde septiembre, se transfunde mayoritariamente plasma de varón.

Dejo una sesión que dimos conjuntamente, a principio de septiembre en nuestro centro,  mi compañera Teresa Jiménez-Marco y un servidor sobre la LPART.

Por fín la Unidad de Hemovigilancia del Área de Hemoterapia del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad  ha hecho público el “Informe de Hemovigilancia del año 2010“.

Resaltar en este último informe, a parte del cambio en la definición de lesión pulmonar aguda asociada a transfusión (en la que se ha retirado la necesidad de demostrar la presencia de anticuerpos anti HLA y/o antineutrófilo en el donante y receptor, quedando únicamente el cuadro clínico), varias cosas más:

  1.  El número de componentes transfundidos anuales se mantiene más o menos estable: 2.003.327 componentes sanguíneos transfundidos durante el 2010 (2.015.408 en el 2009).
  2. El  47% de los hospitales con servicios de transfusión, han realizado alguna notificación.
  3. Se han comunicado 2.317 incidentes relacionados con la transfusión (2.252 en el 2009) , lo que supone una tasa de notificación de 12,4 por cada 10.000 componetes transfundidos.
  4. La tasa de incidentes de gravedad e imputabilidad probable o segura fue de 5,8 por cada 10.000 unidades transfundidas.
  5.  Se comunicaron cuatro fallecimientos relacionados con la transfusión de algún componente sanguíneo: dos reacciones hemolíticas transfusionales  por incompatibilidad ABO (error en la administración de componentes), una lesión pulmonar aguda relacionada con la transfusión y un edema pulmonar cardiogénico.
  6. En cuanto a la donación existe una estabilidad, desde el año 2008, de la detección de serología positiva para el VIH en las donaciones analizadas (9 por cada 100.000 donaciones). Descenso en la del VHC y estabilidad de la del VHB.

Nos anuncian un acuerdo del Comité Científico de Seguridad Transfusional (CCST) adoptado… ¡¡en julio del 2011!!:

Como medida preventiva para disminuir la incidencia de lesión pulmonar aguda relacionada con la transfusión (LPART/TRALI), se recomienda el empleo de plasma exclusivamente de donantes varón para uso transfusional.

El CCST considera oportuno recomendar el empleo exclusivo de  plasma procedente de donante masculino para uso transfusional, si bien se quiere insistir, una vez más, en la necesidad de una valoración rigurosa de la indicación en cada caso y situación, teniendo en cuanta el riesgo/beneficio y las posibles alternativas al uso del plasma“.

BIBLIOGRAFÍA.

1. Informe Estatal de Hemovigilancia 2010, Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Noviembre 2011.

A %d blogueros les gusta esto: