28-05-2014-RRA-28-05-2014-RRA-Poliomyelitis-European Union countries_4F59D1 - ebola-risk-transmission-via-donated-blood-substances-human-origin-october-2014.pdf 2014-10-13 19-30-24

El pasado 6 de octubre, el Centro Europeo para la Prevención y Control de las Enfermedades (ECDC) publicó el informe técnico sobre “Riesgo de transmisión del virus de Ébola a través de las donaciones de sangre y otras sustancias de origen humano en la Unión Europea

Una traducción rápida de las recomedaciones principales:

Recomendaciones para la seguridad de las donaciones de sustancias de origen humano (SOH)

Viajeros o residentes que regresan de áreas afectadas por el virus de ébola (VE)

Se cree que un aplazamiento en la donación durante el tiempo que  supone dos periodos de incubación proporcionará un razonable margen de seguridad en donantes asintomáticos que regresan de áreas afectas por el VE. El periodo de incubación máximo para VE ha sido estimado en 21 días. Sin embargo, un estudio reciente ha propuesto extender el periodo máximo de incubación a 25 días. Así, los viajeros o residentes asintomáticos que vuelven de áreas afectadas por VE deberían aplazar temporalmente su donación de SOH durante 7 semanas (49 días) tras abandonar el área afectada por el VE.

Cabe señalar que todas las epidemias de VE han ocurridos en áreas endémicas de malaria, y que los donantes de sangre asintomáticos que regresan de áreas donde la malaria es endémica deben aplazar su donación mínimo durante 4 meses según la directiva europea.

Los donantes de células, tejidos y órganos deberían aplazar su donación durante 7 semanas tras regresar de un área afectada por el VE.

Sujetos en seguimiento tras exposición al VE

Sujetos en seguimiento por una historia de contacto con un paciente con VE u otro tipo de exposición al VE (sea exposición de alto o bajo riesgo) deben ser excluidos de donar SOH durante 7 semanas desde el inicio del periodo de seguimiento.

Sujetos infectados por el VE

Deben ser excluidos de cualquier tipo de donación en vida o cadáver.

Sujetos recuperados del VE

La convalecencia de una infección por el VE es larga y asociada a secuelas como mielitis, hepatitis recurrente, psicosis o uveítis. Los datos sobre el periodo de viremia post-recuperación son escasos. Se ha detectado y descrito VE en la leche materna y el semen después de que el virus haya desaparecido de la sangre. VE viable se ha aislado en semen transcurridas 7 semanas desde la recuperación, y la transmisión espermatogénica del virus de Marburgo ha sido documentada. Hay escasos datos sobre el VE en óvulos. El riesgo de transmisión del VE debe tenerse en cuenta en las donaciones de células reproductivas.

La evidencia de que el VE puede persistir durante cierto tiempo en el organismo tras la recuperación de una infección por el VE, no es suficiente para definir un determinado periodo específico de aplazamiento para los donantes que se han recuperado del VE. Las guías actuales especifican un aplazamiento de 12 meses tras la recuperación de una fiebre hemorrágica, aplicándose también a donantes que han superado una infección por el VE.

Los tejidos que puedan ser esterilizados y las donaciones de plasma para el fraccionamiento industrial que incluya al menos 2 sistemas de inactivación viral pueden aceptarse transcurridas 7 semanas tras la recuperación del donante, si la prueba de laboratorio de confirmación para el VE es negativa.

Lo dicho anteriormente no se aplicaría a las donaciones de sangre y plasma de convaleciente de aquellos supervivientes de la EVE para la preparación de plasma específico anti-Ébola para tratamiento post-exposición. La OMS ha publicado una guía para este tipo de donaciones como tratamiento empírico. La OMS recomienda que sólo aquellos pacientes que han sido dados de alta tras una EVE de acuerdo a los criterios OMS (clínicamente asintomáticos y con dos pruebas negativas para Zaire ebolavirus por técnica de biología molecular) serían seleccionables para ese tipo de donación

Enlace al documento (en inglés): Aquí (*.pdf)

Por fín la Unidad de Hemovigilancia del Área de Hemoterapia del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad  ha hecho público el “Informe de Hemovigilancia del año 2010“.

Resaltar en este último informe, a parte del cambio en la definición de lesión pulmonar aguda asociada a transfusión (en la que se ha retirado la necesidad de demostrar la presencia de anticuerpos anti HLA y/o antineutrófilo en el donante y receptor, quedando únicamente el cuadro clínico), varias cosas más:

  1.  El número de componentes transfundidos anuales se mantiene más o menos estable: 2.003.327 componentes sanguíneos transfundidos durante el 2010 (2.015.408 en el 2009).
  2. El  47% de los hospitales con servicios de transfusión, han realizado alguna notificación.
  3. Se han comunicado 2.317 incidentes relacionados con la transfusión (2.252 en el 2009) , lo que supone una tasa de notificación de 12,4 por cada 10.000 componetes transfundidos.
  4. La tasa de incidentes de gravedad e imputabilidad probable o segura fue de 5,8 por cada 10.000 unidades transfundidas.
  5.  Se comunicaron cuatro fallecimientos relacionados con la transfusión de algún componente sanguíneo: dos reacciones hemolíticas transfusionales  por incompatibilidad ABO (error en la administración de componentes), una lesión pulmonar aguda relacionada con la transfusión y un edema pulmonar cardiogénico.
  6. En cuanto a la donación existe una estabilidad, desde el año 2008, de la detección de serología positiva para el VIH en las donaciones analizadas (9 por cada 100.000 donaciones). Descenso en la del VHC y estabilidad de la del VHB.

Nos anuncian un acuerdo del Comité Científico de Seguridad Transfusional (CCST) adoptado… ¡¡en julio del 2011!!:

Como medida preventiva para disminuir la incidencia de lesión pulmonar aguda relacionada con la transfusión (LPART/TRALI), se recomienda el empleo de plasma exclusivamente de donantes varón para uso transfusional.

El CCST considera oportuno recomendar el empleo exclusivo de  plasma procedente de donante masculino para uso transfusional, si bien se quiere insistir, una vez más, en la necesidad de una valoración rigurosa de la indicación en cada caso y situación, teniendo en cuanta el riesgo/beneficio y las posibles alternativas al uso del plasma“.

BIBLIOGRAFÍA.

1. Informe Estatal de Hemovigilancia 2010, Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Noviembre 2011.

En la Semana Europea contra la Leucemia y vía Fundación Josep Carreras contra la leucemia  

Dona médula ósea. Dona vida. Guía del donante de médula ósea *.PDF

Guía visual :


Dóna Sang

10/04/2011

La infección por el virus del Nilo Occidental (VNO) provoca la llamada fiebre del Nilo. Es una enfermedad transmitida por la picadura de mosquitos del género Cúlex infectados por este flavivirus. Las aves son los huéspedes  primarios y el principal reservorio. Los seres humanos, caballos y otros vertebrados son huéspedes accidentales.
El 80% de las infecciones en humanos son asintomáticas. Un 20%  de las infecciones cursa con un leve cuadro febril, con cefalea y miálgias, más raramente se acompaña de erupción cutánea y adenopatias. En ocasiones, principalmente en personas mayores o inmunodeprimidos, puede evolucionar a un cuadro neurológico grave tipo encefalitis o meningitis aséptica y llegar a causar la muerte.
Se ha objetivado su transmisión, además de por la picadura del mosquito infectado, de forma ocasional por otras vías: por vía transfusional o por trasplante de órgano sólido (a través de donantes infectados) así como por vía transplacentaria (gestantes infectadas durante la última etapa del embarazo) o tras una exposición accidental al virus.
A principios de septiembre  el Centro Europeo para el Control de Enfermedades Transmisibles (ECDC) informaba de la aparición de nuevos brotes en países europeos.
Dado que la transmisión a través de componentes sanguíneos ocurriría principalmente a partir de donantes asintomáticos infectados, el Comité Científico para la Seguridad Transfusional (CCST) recordaba y recomendaba la exclusión temporal durante 28 días a los potenciales donantes provenientes de los lugares en donde se producen casos humanos de infección por el VNO.
La aparición de varios casos de infección  por el virus del Nilo Occidental (VNO) en la provincia de Cádiz, ha llevado al CCST a emitir una serie de recomendaciones sobre la forma de actuar para minimizar el riesgo de transmisión de la infección a través de las donaciones de sangre y órganos.
Las principales medidas afectarían a aquellas regiones en donde se produjera algún caso de infección por el VNO, debiendo aplicar las siguientes medidas:

  • Delimitar las áreas de riesgo (términos municipales) donde se hayan detectado casos de infección por el VNO en caballos y/o humanos.
  • En las zonas establecidas como de riesgo se deberían aplicar las siguientes medidas:
  1. Analizar, mediante una técnica de detección de acidos nucléicos (NAT) del VNO las donaciones provenientes de esas áreas de riesgo.
  2. Hasta que se analicen todos los componentes sanguíneos, incluso los distribuidos, éstos deben permanecer  en cuarentena.
  3. No se podrán realizar colectas en las zonas de riesgo hasta que se disponga de la técnica NAT para detectar el VNO.
  4. El análisis de las donaciones para la detección del VNO deberá hacerse hasta el final del ciclo de vida del mosquito (normalmente desde junio a noviembre).
  5. Siempre que sea posible, se debería realizar el estudio retrospectivo mediante NAT del VNO en las muestras procedentes de la zona de riesgo que hayan sido transfundidas desde la fecha de los síntomas del primer paciente diagnosticado y confirmado.
  • En cuanto a la selección de donantes:
  1. Se excluirán durante 120 días todos aquellos donantes que hayan sido diagnosticados del VNO y presenten o hayan presentado cuadro clínico sospechoso de posible infección por el VNO.
  2. Se solicitará a los donantes que si durante los 14 días post-donación presentan síntomas del VNO o similares lo comuniquen al centro de donación.

En las áreas consideradas de “no riesgo” bastará con excluir al donante durante un periodo de 28 días desde que  se abandona una zona en la que se detecten casos de transmisión en humanos, aplicando el criterio de la guía “Criterios Básicos para la Selección de Donantes de Sangre y componentes” y el Real Decreto 1088/2005.

El pasado 5 de mayo el Comité de Expertos en Seguridad Transfusional del Ministerio de Sanidad y Política Social publicó el acuerdo con las recomendaciones frente a una posible extensión de la nueva gripe y la posibilidad de que aquella pudiera comprometer el suministro de sangre:

Los resultados de un estudio retrospectivo, publicados en la revista médica The Lancet el pasado dia 19 de mayo, sugieren que las personas que reciben una transfusión de sangre de un donante con un cáncer sin diagnosticar, no parecen correr mayor riesgo de desarrollar dicha enfermedad.

Los datos surgen del análisis de los datos recopilados en bancos de sangre suecos y daneses desde 1968 hasta el 2002 por Edgren G et al, del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia.

Los donantes de sangre diagnosticados de cáncer en los cinco años posteriores a la donación fueron considerados como pacientes preneoplásicos en el momento de la donación.

En el análisis se incluyó un total de 345.094 receptores de transfusiones. De ellos, unos 12.012 habían recibido sangre de un donante con un cáncer no diagnosticado.

No hubo evidencia que indicara que los receptores de sangre de donantes con un cáncer no diagnosticado tuvieran mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad que los receptores de transfusiones de donantes sin cáncer. 

  1. Edgren G, Hjalgrim H, Reilly M, Tran TN, Rostgaard K, Shanwell A, Titlestad K, Adami J, Wikman A, Jersild C, Gridley G, Wideroff L, Nyren O, Melbye M. Risk of cancer after blood transfusion from donors with subclinical cancer: a retrospective cohort study. The Lancet 2007; 369:1724-1730.
A %d blogueros les gusta esto: